Vámonos de Tapas – Guía de tapas y pinchos

De tapas por España Los + valorados
Los + calentitos Noticias y Eventos Buscar Tapas
Sugerencias

Una de las principales estrategias que mantiene la industria del vino es la asociación entre su consumo y los beneficios que ofrece a la salud, algunos expertos aseguran que son muchos los beneficios de consumir moderadamente vino, otros en cambio los cuestionan y el principal argumento que mantienen es que se trata de una bebida alcohólica. De ahí que se le otorgue gran valor a WineHealth 2013, un evento que organiza el Instituto de Investigación del Vino de Australia (The Australian Wine Research Institute) que reúne a expertos del mundo del vino y en el que se intercambian experiencias, información científica y diferentes datos relacionados con el impacto del consumo de vino en la salud humana.

Del 21 al 23 de julio en WineHealth se realizarán diferentes ponencias y conferencias que tratarán hasta 18 temas diferentes, se espera que la base científica y las evidencias de los estudios realizados, sirvan para acercar posturas y logren reforzar la relación vino y salud. Al respecto es interesante recordar que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emitió un comunicado explicando que el vino no se podía promocionar como una bebida saludable, se trataba de un veredicto como respuesta a una solicitud realizada por una bodega para la inclusión en el etiquetado de las botellas del mensaje “de fácil digestión”. Sobre este asunto hay que destacar que la legislación europea prohíbe la publicidad argumentando un carácter saludable a las bebidas que superen una graduación alcohólica del 1’2%.

A pesar de que sea una cita para compartir información e intentar acercar puntos de vista, ya ha sido criticada por quienes no están de acuerdo con la relación vino y salud, argumentan que el evento no se debería haber llamado WineHealth ya que parece predisponer a una conclusión que para ellos no se ha demostrado, es más, según el Sistema Nacional de Salud y la publicación Medical Research Council, la reglamentación australiana está orientada a reducir y prevenir los riesgos del consumo de alcohol para la salud y aluden que los supuestos beneficios del vino se pueden obtener a través de otros canales, como por ejemplo una dieta saludable y el ejercicio físico regular. Otro debate abierto tiene que ver con la aprobación por parte de los organismos gubernamentales de incluir en el etiquetado información sobre el contenido energético o hidratos de carbono en bebidas alcohólicas como el vino.

El caso es que el evento se centrará especialmente en la denominada paradoja francesa, término acuñado a raíz de las investigaciones realizadas para determinar la relación consumo de vino y salud. Recordemos que en uno de estos estudios, investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU)[...]

Seguir leyendo en: Gastronomia & Cia
Deja tu comentario: