Vámonos de Tapas – Guía de tapas y pinchos

De tapas por España Los + valorados
Los + calentitos Noticias y Eventos Buscar Tapas
Sugerencias

El próximo 16 de octubre se celebrará el Día Mundial de la Alimentación 2013, este día se celebra con el propósito de dar a conocer y destacar aquellos problemas relacionados con el hambre, se invita a todos los países a que pongan en marcha todos los mecanismos y recursos necesarios para intentar erradicar el hambre en el mundo. Este día se hizo oficial por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en 1979 y desde entonces, se han abordado muchos temas relacionados con el problema del hambre, el año pasado el día se celebró bajo el lema “Las cooperativas agrícolas alimentan al mundo”, este año se celebrará con el lema “Sistemas alimentarios sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición”.

Este año se celebra el Día Mundial de la Alimentación destacando algunos de los problemas asociados al hambre, la FAO nos explica que uno de cada cuatro niños menores de cinco años sufre retraso en el crecimiento consecuencia de una mala alimentación. En términos generales esto significa que unos 165 millones de niños no van a alcanzar todo su potencial físico y cognitivo. Hasta 2.000 millones de personas de nuestro planeta carecen de las vitaminas y minerales necesarios para poder tener una buena salud. Estos son algunos puntos en lo que respecta al contexto del hambre, pero también se trata el otro extremo, el sobrepeso y la obesidad, recordemos que el lema es ‘Sistemas alimentarios sostenibles para la seguridad alimentaria y la nutrición’. Hasta 1.400 millones de personas sufren sobrepeso, de ellas, un tercio son obesas y tienen un elevado riesgo de sufrir diferentes enfermedades, diabetes, síndrome metabólico, cardiopatías, etc.

La FAO destaca la importancia de los sistemas alimentarios, todos sus aspectos influyen en la disponibilidad y accesibilidad a los alimentos. El sistema alimentario está formado por las personas, el entorno, los procesos productivos, las instituciones, un engranaje que posibilita llevar hasta la mesa del consumidor los alimentos, los consumidores terminan diseñando su dieta pudiendo ser o no saludable. Otro condicionante que influye en la dieta es la educación nutricional, el nivel económico de las familias y el precio de los alimentos. La FAO nos explica que las políticas y las intervenciones relacionadas con los sistemas alimentarios, en muy pocas ocasiones se diseñan con la nutrición como objetivo principal, pero incluso si se diseñan a tal efecto, no son efectivas para reducir la malnutrición.

Una dieta saludable se basa en la cantidad y la calidad, los expertos recomiendan comer de forma variada como clave para lograr una dieta de calidad, paralelamente hay que controlar la cantidad de comida que se ingiere, así como su contenido calórico y energético, en el equilibrio está la clave. Diferentes formas de malnutrición pueden coexistir en un país, en un hogar e incluso en un mismo individuo, una mujer que sufre malnutrición tiene más posibilidades de dar a luz a niños con bajo peso, algo que incrementa el riesgo de que puedan padecer deficiencias cognitivas y físicas. Si los progenitores son obesos, éstos pueden sufrir carencias vitamínicas y sus hijos pueden sufrir problemas de retraso en el crecimiento, también por el riesgo de bajo peso al nacer.

Como vemos, este año la FAO no aborda el hambre como en ediciones anteriores, se tratará la malnutrición en todo su contexto a fin de promover las dietas sanas y equilibradas. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, el coste de la malnutrición es muy elevado, llegando a representar hasta un 5% de los ingresos mundiales, s[...]

Seguir leyendo en: Gastronomia & Cia
Deja tu comentario: