Vámonos de Tapas – Guía de tapas y pinchos

De tapas por España Los + valorados
Los + calentitos Noticias y Eventos Buscar Tapas
Sugerencias

Aunque en principio parecía que iban a ser 15 los concursantes del primer Top Chef España, el día del estreno, el pasado 2 de octubre, nos sorprendieron diciendo que se eliminarían a cuatro de los aspirantes, puesto que se trataba de la última prueba del casting para seleccionar a los verdaderos elegidos para participar en Top Chef. Han pasado once semanas, el talent show de cocina ha finalizado, y el primer Top Chef España es Begoña Rodrigo.

Si estáis leyendo esto posiblemente sea porque habéis seguido el concurso, o al menos habéis visto alguno de los programas. Hay que decir que la audiencia de Top Chef ha sido buena, según han ido informando puntual y semanalmente. La parte negativa ha sido el descontento de quienes nos dedicamos a la gastronomía porque lo que menos se ha visto ha sido cocina, la parte positiva es que este reality ha entrado en muchos hogares, despertando el gusanillo de la cocina a quienes lo tenían dormido.

Nos podríamos quejar de la manipulación que se hace en televisión al recortar y montar cada programa emitido, al colocar imágenes en momentos estratégicos para hacer ‘daño’ a uno de los protagonistas del ‘espectáculo’, crear polémica, expectación, bronca… lamentablemente es lo que vende la televisión, ¿así somos los españoles?. En Top Chef han sido menos descarados que en MasterChef, donde José David fue la víctima. En esta ocasión parece haber sido Antonio Arrabal al que le han dado el papel de malo.

Es cierto que a menudo, el chef zaragozano ha realizado comentarios poco diplomáticos, además en ellos había vanidad, o al menos así lo parecía en los fragmentos recogidos por las cámaras. También le hemos visto muchas ‘risillas’ escondidas que aparentaban ser la satisfacción por el mal ajeno, y poca empatía en los momentos de emoc[...]

Seguir leyendo en: Gastronomia & Cia
Deja tu comentario: